Cereales, fundamentales en la alimentación infantil

Los cereales más consumidos habitualmente en nuestra dieta son el trigo, el arroz, el maíz, la cebada, el centeno, la avena y el mijo.

¿Por qué son importantes para nuestro organismo?

En primer lugar, los cereales nos ayudan a mantener una dieta equilibrada gracias a que son ricos principalmente en hidratos de carbono, aproximadamente en un 70%; también contienen vitaminas, minerales y fibra. Estos componentes constituyen ingredientes fundamentales para la dieta de los más pequeños, contribuyendo decididamente a su crecimiento y ayudándoles a mantener y potenciar un buen desarrollo de sus capacidades intelectuales y motoras.

Según la pirámide alimenticia, debemos consumir principalmente a lo largo del día carbohidratos complejos, justamente los aportados entre otros por los cereales y sus derivados. También los contienen las frutas, las verduras, los frutos secos, la leche y sus derivados y los mariscos. Así, es recomendable comer al día entre 6 y 11 porciones de pan, pasta y cereal. El aporte calórico recomendado en niños se distribuye del siguiente modo: 15% en el desayuno, 30% en la comida, 15% en la merienda y un 30% en la cena.

Es bueno resaltar que, debido al procesamiento, muchas de las propiedades naturales de los cereales se han visto modificadas y por ello, hemos de tener en cuenta que es preferible elegir aquellos que no han sido modificados, es decir los cereales integrales, frente a los refinados o enriquecidos.

¿Cuál es la diferencia fundamental?

Un cereal se considera integral cuando contiene: la cubierta externa, el endosperma y el germen. Cuando un cereal es refinado, solo se usa su parte interior, descartando el salvado o parte externa y el germen, perdiendo de este modo, importantes nutrientes. También existen los enriquecidos a los que se vuelven a añadir los nutrientes que se perdieron durante el procesamiento e incluso se incorporan otros que no se producen de forma natural como el ácido fólico y el hierro.

¿Por qué es importante consumir los cereales integrales?

Los cereales integrales son más ricos en fibras, vitaminas y minerales que los cereales refinados.
Poseen proteínas, lípidos que son beneficiosos para reducir el colesterol y vitaminas del grupo B: B1, B2,B3,B5,B6, B9, B12.
También contienen lignano, compuesto vegetal con propiedades antioxidantes y anticancerígenas.