El desayuno infantil, cómo hacer que sea completo

Habitualmente, debido a las prisas y muchas veces, al desconocimiento, no prestamos la suficiente atención al desayuno, uno de los momentos más importantes del día para la niños.

Una alimentación equilibrada pasa por repartir las calorías de forma proporcional a lo largo de las 12 horas diarias; en los niños el desayuno debe representar aproximadamente, un 25% del consumo calórico.

Una alimentación adecuada a primera hora de la mañana, implicará que contarán con los nutrientes necesarios para el correcto desarrollo físico e intelectual.

No todo han de ser prisas. Hemos de hacer un esfuerzo por comprobar qué les damos para alimentarse y no tomarnos a la ligera este momento tan importante para ellos.

En primer lugar, un desayuno correcto ha de contener, cereales, lácteos y frutas. Las cantidades recomendadas varían con la edad, no obstante, es fundamental tener en cuenta lo siguiente:

  • Los lácteos constituyen un alimento muy completo: son una buena fuente de calcio, proteína, vitamina B2, retinol, vitamina D, hidratos de carbono y proteínas.
  • Los cereales y sus derivados: pan integral, copos de cereales naturales, muesli, leches de origen vegetal como las de avena o arroz, aportan nutrientes y fibra necesaria para una buena digestión. Concretamente los cereales son ricos en hidratos de carbono, proteínas, lípidos, vitaminas y minerales tales como el hierro, el fosforo, el magnesio o el zinc.
  • A todo esto, podemos añadir las frutas y zumos de temporada, y los frutos secos. Las frutas y zumos aportan vitaminas, minerales y fibra igualmente muy necesarias para el organismo. Y los frutos secos como las nueces o las almendras, son ricas en proteínas, oligoelementos, ácidos grasos omega 3 y vitaminas sobre todo del grupo B.

No hemos de olvidar que es preferible recurrir a edulcorantes naturales como la miel en sustitución del azúcar industrial y preferentemente como aderezo el aceite de oliva virgen, antes que las mantequillas o dulces industriales.

Es importante no caer en la monotonía a la hora de desayunar y al igual que hacemos con las demás comidas, podemos variar combinando muchas posibilidades, de tal modo que alcancemos niveles óptimos de consumo saludable, unido a diversidad e innovación.

Fuente: Serunion Educa – El desayuno infantil, cómo hacer que sea completo